Make your own free website on Tripod.com

ENTREVISTA

Entrevista a Jaime de Althaus

«Desde la época colonial, hemos sido una  sociedad moralmente enferma»

    Hay que reconocer el rol importante que han cumplido en este proceso democrático los medios de prensa independientes tales como El Comercio, La República, Liberación y Caretas. En todo este tiempo estos medios de comunicación han corrido el riesgo de ser acallados por el ex régimen fujimorista. El primero fue amedrentado con dar efecto un juicio de accionistas que fue archivado. El segundo tuvo que soportar una constante campaña de desprestigio, en especial contra su ex director fundador Gustavo Mohme (no olvidemos el pasquín difamador «La Repúdica»), el tercero, mientras tanto tuvo que soportar una intervención judicial en sus talleres de impresión.

    Uno de los medios de comunicación que se ha sumado a la lucha por la imparcialidad informativa, ganando un nombre  y prestigio en el año y pocos meses de vida, es el Canal N. Jaime de Altahus, capitán de este  equipo de prensa llamado alguna vez «canal de gente chiquilla bien a la tela» nos recibe en su oficina hecha completamente de vidrio, tan transparente como las informaciones que ven a diario sus televidentes.

NEXOS.   Dentro de esta saga por la democracia que vivió gran parte del Perú para lograr la reducción del gobierno de Fujimori, al canal N le cupo un rol importantísimo, una saga N ¿Qué se sintió el 16 de septiembre cuando se logró el recorte del mandato de Fujimori?

ALTHAUS.   Bueno, sentimos una sensación de triunfo; luego de tantas derrotas, digamos, algo así como la selección nacional de fútbol: por fin conseguimos la victoria, pero una victoria no para nosotros, no, sino para el país, porque en realidad el tercer mandato de Fujimori era un mandato inconstitucional y entonces el que finalmente esa realidad se impusiera, fue una sensación de alivio, de satisfacción, de saber que el bien finalmente triunfa.

Luego de tantos años de valores trastocados, chuponeos, periodismo sin independencia, chantajes, tránsfugas ¿cree que esta amoralidad se va con los amorales o deja una huella en la ciudadanía, en la juventud sobre todo?

   Yo creo que la recomposición moral de la sociedad Peruana es una tarea complicada, ardua, de largo plazo. No es solamente de corto plazo, pueden desaparecer algunos de los aspectos mas, digamos, extremos o escandalosos de la inmoralidad política, en el sentido de desaparecer los instrumentos pues mas inaceptables de control político ¿no? esos podrían cortarse inicialmente, pero para reconstituir o constituir moralmente la sociedad peruana, porque siempre ha habido esta clase de problemas en la sociedad peruana. Desde la época colonial, en realidad es una sociedad muy enferma, siempre ha sido una sociedad muy enferma moralmente, para eso hay que institucionalizar, institucionalizar un estado de derecho, institucionalizar un buen sistema legal de propiedad y  todo un estado de derecho que haga que finalmente las personas sean realmente responsables por lo que hacen, eso es lo fundamental.

Digamos, Fujimori era un showman: tenía mil chullos, sonrisitas de felicidad, de ironía y cachita, etc, y ahora ha pasado ha ser un personaje sombrío, escondido, cabizbajo, por todos los problemas que tiene. Parece que tiene mil años ahora.

    Bueno, es un hombre que parece estar viviendo una depresión, Fujimori es, ha sido siempre un adicto a la adrenalina, a la adrenalina que le produce enfrentarse a problemas de gran dimensión.Hay que reconocer que Fujimori a enfrentado problemas importantes y los ha resuelto. Su gran error fue tratar de perpetuarse en el poder contra la constitución, que lo obligó a amparar, a cobijar el desarrollo de todo un aparato de control político absolutamente opresivo, asfixiante, e insoportable, ese fue su gran error.